Cualquier persona que desee perder peso rápidamente es probable que lo haga. Está demostrado que quienes pierden peso de forma lenta y constante (por ejemplo, de 1 a 2 libras por semana) tienen más éxito a la hora de mantener su pérdida de peso. Es más que seguir una dieta. Los hábitos alimenticios saludables y el ejercicio regular son la clave para una pérdida de peso saludable.

Apóyese en hábitos alimenticios saludables y en el ejercicio regular

Es difícil perder peso y requiere compromiso. Incluso una pérdida de peso moderada puede tener grandes beneficios.

No importa la cantidad de peso que quiera perder, incluso si es sólo 5-10% de su peso corporal total, hay resultados positivos para la salud como la disminución de la presión arterial, el colesterol y la glucosa en sangre.

Si usted pesa 200 libras, entonces una pérdida de peso de 5% equivale a 10 libras. Su peso bajaría a 190 libras. Aunque su peso siga estando en el rango de la obesidad o el sobrepeso, esta ligera pérdida puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad.

Aunque el objetivo final pueda parecer abrumador, es un viaje que hay que hacer y no un destino. Podrás adoptar nuevos hábitos de alimentación y ejercicio que te harán más saludable. Estos hábitos le ayudarán a perder peso con el tiempo.

Para ayudarte con tu objetivo, Vanefist Neo ha demostrado ser el mejor suplemento dietético disponible en el mercado por el momento:

Vanefist Neo

Vanefist Neo Suplemento dietético

Muchos estudios han constatado que las personas que han tomado Vanedist Neo han perdido mucho peso y han informado de una mejora de la salud física, así como de la energía, la movilidad y la autoestima.

¿Cómo se empieza?

Se necesita algo más que el deseo de perder peso. Se necesita compromiso y un plan bien pensado para perder peso. Esta es una guía paso a paso para ayudarte a empezar.

Paso 1: Hacer una promesa

No es fácil tomar la decisión de perder peso o cambiar el estilo de vida para estar más sano. Puedes empezar por comprometerte contigo mismo. Para muchas personas es fácil comprometerse por escrito. El contrato podría incluir información como la cantidad de peso que te gustaría perder y cuándo piensas hacerlo.

También es útil anotar las razones por las que quieres perder peso. Estas razones pueden deberse a un historial familiar de enfermedades cardíacas, o porque quiere que sus hijos se casen. O simplemente porque te sientes mejor con tu ropa. Estas razones pueden servir de recordatorio para ti mismo a diario sobre tus motivaciones para hacer un cambio.

Paso 2: Encontrar su realidad

Para una evaluación completa de los riesgos relacionados con su estatura y su peso, acuda a su médico. Para controlar cualquier cambio en su peso y en sus problemas de salud, programe una cita de seguimiento.

Lleva durante unos días un diario de comidas. En él anota todo lo que comes. Esto le ayudará a ser más consciente de qué y cuándo come. Comer sin pensar puede evitarse siendo más consciente.

A continuación, examine su estilo de vida. A continuación, analiza tu estilo de vida actual. ¿Tiene una agenda muy apretada? ¿No puede hacer suficiente ejercicio debido a sus viajes? ¿Comes muchos alimentos azucarados porque es lo que has comprado para tus hijos? ¿Es probable que tus compañeros de trabajo traigan comida con muchas calorías, como rosquillas? Puedes pensar en formas de superar estos obstáculos.

Paso 3: Establecer objetivos realistas

Puedes establecer objetivos a corto plazo que te recompensen por tu duro trabajo. Puede establecer objetivos a corto plazo para sus hábitos alimenticios y de ejercicio si su objetivo a largo plazo es perder 40 libras o controlar la presión arterial alta.

Concéntrese en uno o dos objetivos a la vez. Estos son los objetivos más poderosos:

  • Hormigón
  • Realista

No somos perfectos, pero podemos ser exhaustivos.

Hacer más ejercicio no es un objetivo. Sin embargo, si dice "voy a caminar 15 minutos tres días a la semana durante la primera semana", entonces tiene un objetivo concreto y alcanzable.

Los pequeños cambios diarios pueden dar grandes resultados a largo plazo. Se pueden alcanzar objetivos realistas. Te sentirás satisfecho con tu progreso y motivado para seguir adelante al lograr los objetivos diarios a corto plazo. Puedes sentirte frustrado y derrotado cuando te pones objetivos poco realistas como perder seis kilos en dos semanas.

El realismo también significa estar abierto a la posibilidad de contratiempos. Cuando no puede seguir su plan debido a las vacaciones, las horas extras del trabajo u otros cambios en la vida, pueden producirse contratiempos. Intenta volver a la pista tan pronto como puedas después de un contratiempo. Para evitar contratiempos, tómate el tiempo de reflexionar sobre lo que harías de forma diferente en una situación similar.

Recuerda que cada persona es única y que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Correr no es la opción adecuada para todo el mundo. Puede que tu vecino haya perdido peso corriendo. Puedes encontrar una serie de actividades que te gusten y que se adapten a tu vida diaria. Con el tiempo, será más fácil seguir el ritmo de estas actividades.

Paso 4: Localizar información y recursos de apoyo

En sus esfuerzos por perder peso, consiga el apoyo de su familia y amigos. Será más fácil cambiar tu estilo de vida si tienes alguien con quien hablar. Puede que tengas vecinos o compañeros de trabajo que compartan objetivos similares. Juntos podéis hacer planes de ejercicio y compartir recetas.

Puede resultarle útil unirse a un grupo de apoyo para la pérdida de peso o consultar con un dietista titulado. Si lo considera necesario, los profesionales de la salud pueden darle más información sobre dispositivos, medicamentos y cirugía que le ayudarán a controlar su peso.

No olvides tomar Vanefist Neo como complemento alimenticio, que te será de gran ayuda, ¡pero siempre el original!

Vanefist Neo Original

Paso 5: Controla tu progreso

Reevalúe los objetivos que se ha fijado en el paso 3 y evalúe sus progresos de forma continua. Puedes cambiar tu horario de trabajo para que te resulte más fácil ir andando al trabajo cada mañana si te resulta difícil hacerlo. O bien, prueba a ir andando a la hora de comer.