En la actualidad, cada vez son más las personas que sufren de inestabilidad mental y depresión graves. Aunque se puede encontrar un gran número de medicamentos de venta libre y recetas, la mayoría de ellos siempre resultan ineficaces contra estos problemas. Las antiguas costumbres chinas tienen una solución potencial y segura para estos problemas: el Qigong, también declarado s'chee-gung'.

Meditación

Este sistema de meditación tiene sus orígenes en lo más profundo de la cultura y las costumbres chinas. Al igual que en la actualidad, esta práctica también puede considerarse una forma complementaria de tratamiento contra muchos problemas médicos. En las etapas iniciales de la práctica del Qigong, se puede descubrir que el alivio de dolencias como la depresión, el estrés y las discapacidades mentales son sólo algunos elementos beneficiosos.

Para obtener las máximas ventajas, es importante conocer la técnica perfecta que debe seguirse. Es aún más importante familiarizarse con la postura ideal para sentarse y las posturas para obtener los mejores resultados.

  • Al practicar, concéntrese en las posturas correctas de asiento y de pie - Esto puede considerarse como uno de los fundamentos más esenciales para esta técnica. Las posturas perfectas siempre pueden ayudarte a eliminar la tensión crónica y a aumentar tu nivel de energía. Esta variable se vuelve importante ya que también potencia el sistema inmunológico del cuerpo. Asegúrate siempre de que, al practicar, tu cuerpo esté bien equilibrado y tus pies estén firmemente asentados en el suelo.
  • Cambiar con mucha frecuencia - Esta es una meditación que necesita que cambies de postura con frecuencia. El simple hecho es que este cambio de posturas es lo que ayuda a tu cuerpo a liberar enormes cantidades de energía. Para nuestro cuerpo estos movimientos son importantes ya que la mayoría de los trabajos importantes para nuestro cuerpo sólo se pueden lograr cuando está en movimiento. Una de las mejores maneras de mantenerlo sano es intentar mantener una condición equilibrada de descanso y movimiento.
  • Mantener tu sensación interna - Esta es una obra de arte de meditación que se centra en tus sensaciones y sentimientos internos. Se trata de tocar la parte interna de ti que es tu parte espiritual. Simplemente centrándose en su parte espiritual, es fácil controlar todas las funciones de su mente. Esta es una técnica que la mayoría de la gente utiliza hoy en día para lograr un estado de meditación psicológica.
  • Inhalar y exhalar - El Qigong es el arte que más se centra en tus propios métodos de respiración. Sólo es posible alcanzar ese estado de meditación si tu cerebro tiene un control total sobre tu respiración. Mantener un ritmo perfecto de inhalación y exhalación es el componente clave para hacer la mejor meditación Qigong. El simple hecho es que, sólo es posible para cualquier persona permanecer en la fuente de energía de la vida si uno está conectado a la parte más profunda de la sensación.

Conclusión:

El cuerpo humano está encarnado con energía y alma. Sólo cuando intentas activar esta parte de tu alma y de tu mente, tienes que permanecer en el universo y en tu entorno. Es ciertamente esta energía la que todos en el mundo comparten en común con los demás. Entender y conocer esta conciencia es sólo el comienzo de la meditación Qigong.