La faringitis estreptocócica puede ser una enfermedad que acompaña habitualmente a la gripe o al resfriado. Aunque afecta comúnmente a los niños, la faringitis estreptocócica puede aparecer a cualquier edad. A diferencia del dolor de garganta, una enfermedad debida a la infección por agentes virales, la faringitis estreptocócica se debe a la infección por la bacteria estreptococo del grupo A.

Infección bacteriana

Estas bacterias se han convertido en contagiosas y se pueden tener al entrar en contacto con personas infectadas fácilmente. Para poder minimizar la probabilidad de adquirir una faringitis estreptocócica, es muy importante mantener una higiene adecuada y evitar el contacto con personas que muestren signos de la enfermedad. Aunque una buena higiene personal no puede evitar eficazmente la aparición de la faringitis estreptocócica, disminuye los riesgos de adquirir la bacteria estreptococo.

Las personas que tienen problemas de faringitis estreptocócica deben evitar entrar en contacto con otras personas para evitar el contagio. La faringitis estreptocócica puede generar síntomas intensos como, por ejemplo, dificultad para respirar, tos con mucosidad, dolor de cabeza, dolor e inflamación de la garganta, agrandamiento de los ganglios linfáticos y de las amígdalas, y fiebre.

Garganta estreptocócica

En algunos casos completos, la faringitis estreptocócica podría asociarse a la escarlatina, generando erupciones cutáneas e inflamación. Aunque pueda parecer grave, la escarlatina puede superarse eficazmente mediante un tratamiento adecuado con antibióticos. Sin embargo, en algunos casos completos la faringitis estreptocócica puede dar lugar a complicaciones graves como, por ejemplo, problemas renales, afecciones cardíacas y fiebre reumática, que son difíciles de tratar.

Para evitar la aparición de este tipo de complicaciones, los médicos suelen recetar antibióticos para tratar la faringitis estreptocócica. Aunque los antibióticos funcionan para evitar la aparición de diversas enfermedades relacionadas con la faringitis estreptocócica, estos medicamentos comúnmente recetados no siempre pueden superar completamente la infección por la bacteria estreptococo.

Este tipo de bacteria se está volviendo muy resistente a los antibióticos comunes y hoy en día los médicos tienen dificultades para prescribir un tratamiento altamente eficaz para la faringitis estreptocócica. En la actualidad, un número cada vez mayor de pacientes que siguen procedimientos con antibióticos sufren una recaída de la infección y, por esta razón, los médicos están buscando medios más eficaces para superar la faringitis estreptocócica. Debido a su menor eficacia en la curación de la faringitis estreptocócica, los antibióticos ya han sido sustituidos por otros estilos de tratamiento últimamente.

Tratamientos homeopáticos

Se han convertido en una de las mejores alternativas a los antibióticos para superar la infección por la bacteria estreptococo, y se recomiendan a muchas personas que tienen problemas de faringitis estreptocócica en la actualidad. Los tratamientos homeopáticos tienen menos efectos secundarios y minimizan la probabilidad de recaída. La belladona es uno de los medicamentos más típicos prescritos en los tratamientos homeopáticos para la faringitis estreptocócica.

Prescrita en las etapas incipientes de la enfermedad, la belladona puede aliviar rápidamente la inflamación y el dolor de garganta, puede descongestionar las vías respiratorias y también puede mejorar la fiebre. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, Mercurius es un medicamento extremadamente eficaz para la garganta estreptocócica también. Mercurius ofrece un rápido alivio para el dolor de garganta y la inflamación, también puede combatir las bacterias. Otro medicamento eficaz en el tratamiento homeopático de la faringitis estreptocócica es Phytolacca.

Nota final

Este medicamento puede aliviar la inflamación de la garganta, el dolor y la tos, de hecho, se prescribe a los bebés y niños pequeños por lo general. Para poder acelerar el procedimiento de recuperación de la enfermedad, los tratamientos homeopáticos para la faringitis estreptocócica van desde la equinácea y los suplementos multivitamínicos también. Junto con el descanso adecuado y una excelente dieta, los tratamientos homeopáticos pueden superar la faringitis estreptocócica con eficacia, minimizando también la posibilidad de recaída. Los tratamientos homeopáticos han sido bien tolerados por el organismo y son mucho más seguros que los antibióticos. Prescritos para tipos no complicados de faringitis estreptocócica, los tratamientos homeopáticos son ciertamente una opción fiable a los antibióticos.