La eyaculación precoz se refiere a la eyaculación que se produce demasiado rápido, a menudo antes o poco después de la penetración.

La ansiedad, los factores psicológicos o la sensibilidad del pene son las causas más comunes.

La mayoría de los hombres pueden beneficiarse de la terapia conductual, que incluye estrategias para retrasar la eyaculación.

La eyaculación precoz puede poner en peligro una relación.

Los expertos creen que la eyaculación precoz puede estar causada por la ansiedad o por razones psicológicas. Algunos expertos creen que se debe a una mayor sensibilidad del pene. El problema puede agravarse si se mantienen relaciones sexuales con menos frecuencia de la deseada. Aunque la eyaculación precoz puede estar causada por diversas afecciones, como la inflamación de la próstata, una tiroides hiperactiva o un trastorno del sistema nervioso, es poco frecuente.

Tratamiento de la eyaculación precoz

Terapia conductual

Muchos hombres pueden superar este trastorno con terapia conductual. El terapeuta ofrece tranquilidad y explica por qué se produce la eyaculación precoz. También enseña a los hombres estrategias para retrasar la eyaculación.

Medicación o complemento alimenticio

También puede intentar retrasar la eyaculación mediante el uso de medicamentos o suplementos alimenticios. La eyaculación puede retrasarse mediante tratamientos locales que reduzcan la sensibilidad, como el uso del preservativo o la aplicación de un anestésico local en el pene. A veces, es necesaria una terapia combinada de medicación y terapia conductual. La psicoterapia puede ser útil si la eyaculación precoz se produce debido a problemas psicológicos graves.

Aprender a retrasar la eyaculación

La eyaculación precoz suele tratarse con dos métodos. Estas técnicas también pueden utilizarse para reducir la ansiedad, que a menudo puede ser agravante. Las técnicas entrenan a los hombres para alcanzar altos niveles de excitación, sin necesidad de eyacular. Ambos métodos implican la estimulación del pene por parte de la pareja o la autoestimulación (durante la masturbación). La estimulación se realiza primero manualmente, y después durante o antes del coito.

La técnica de parada-arranque detiene la estimulación. La técnica de compresión consiste en que los hombres compriman la zona del pene que se une a los cuerpos cavernosos de su pene. Esto impide la eyaculación y reduce la fuerza de la erección. Ambas técnicas permiten reanudar la estimulación en 30 segundos. Más del 95% de los hombres pueden retrasar la eyaculación durante 5-10 minutos con la práctica.

>>>> ¿Has probado Eroxel? Encuéntralo aquí: Eroxel Original.