Nosotros, Albert Harris y mi esposa Devine,
después de muchas conversaciones con nuestros pacientes, recomiendan utilizar sólo los mejores remedios caseros.

Quercetina

La suplementación con quercetina es beneficiosa en el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Es un flavonoide vegetal con potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que reduce el estrés oxidativo y la inflamación en los enfermos de EPOC.

N-Acetil-L-Cisteína

La N-Acetil-L-Cisteína es un potente antioxidante: ayuda a reponer los niveles de glutatión en los pulmones y reduce la inflamación bronquial. El tratamiento con NAC disminuye el deterioro de la función pulmonar, reduce el riesgo de exacerbaciones y mejora los síntomas de la EPOC. Adelgaza la mucosidad, reduce la tos y la flema y facilita la expectoración al mejorar la función de las vías respiratorias pequeñas en la EPOC.

Coenzima Q10

La coenzima Q10 es un antioxidante que el organismo produce de forma natural. Pero como las personas con EPOC tienen niveles especialmente bajos de coenzima Q10, la suplementación con coenzima Q10 mejora su rendimiento funcional y reduce la inflamación asociada a la EPOC.

Ginseng

Tomar ginseng es una de las mejores formas naturales de reforzar el sistema inmunitario y aliviar el dolor de la EPOC. Por ser un potente antioxidante, reduce el estrés oxidativo, mejora la función mitocondrial y reduce la inflamación de las vías respiratorias.

Cúrcuma

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la cúrcuma es una gran ayuda para problemas respiratorios como la EPOC. Es un potente antioxidante que ayuda a combatir el estrés oxidativo que provoca la EPOC.

Bromelina

La bromelina es un remedio natural muy bueno para los enfermos de EPOC, ya que ayuda a aumentar la actividad celular y a aliviar la inflamación. Tiene propiedades mucolíticas que ayudan a romper y expulsar la mucosidad, reduciendo el líquido en los pulmones y facilitando la respiración.

 

Más remedios caseros para la EPOC