La esclerosis múltiple es una de las enfermedades que más afligen hoy en día. Puede interpretarse como un trastorno del sistema nervioso que se agrava a lo largo del tiempo con pérdida de sensibilidad y falta de control del habla y el movimiento.

Esclerosis múltiple

Así pues, la esclerosis múltiple afecta al sistema nervioso central de la persona, que se compone de nervios y fibras nerviosas. Supone un peligro para su cerebro, médula espinal y nervios oculares u ópticos. Básicamente, la EM dificulta o destruye la proteína que protege las fibras nerviosas. Esta proteína protectora se llama mielina y ayuda a la comunicación entre las células nerviosas. Una vez que la mielina se quema, se produce un fallo en la coordinación de las células nerviosas.

Su efecto es observable en el comportamiento (que va de normal a anormal) de la persona. Además, aparecen placas y lesiones en la parte del cuerpo donde se produce la desmielinización. Pero esto no es todo. Lo más frecuente es que se eliminen las células que ayudan a recuperar la mielina. Posteriormente, el cuerpo de la persona procede al daño y a la discapacidad.

Es bueno saberlo

Invocación y provocación de la esclerosis múltiple: Se considera que varias condiciones favorecen la esclerosis múltiple. Los genes de una persona son el primer y principal factor que contribuye al riesgo de desarrollar EM en cualquier etapa de la vida. Las investigaciones médicas demuestran que los hijos nacidos de estos padres en los que alguno de ellos tiene antecedentes de EM, son en su mayoría propensos a padecerla. Los virus de enfermedades como el herpes, el sarampión, la gripe, etc., han demostrado ser bastante eficaces para invocar la esclerosis múltiple.

La EM puede manifestarse de forma diferente en varias personas o un mismo individuo puede presentar varios síntomas. En realidad, en el momento en que la EM afecta al sistema nervioso, se manifiesta a través de unos u otros índices. Por ejemplo, cuando comienza la desmielinización, la persona puede experimentar un equilibrio insuficiente del cuerpo, temblores, un ataque de parálisis, etc. Poco a poco, estos síntomas interpretan el estallido de esta enfermedad. Según los médicos, existen diferentes tipos de esclerosis múltiple.

EM remitente

La principal es la EM remitente-recurrente. Como su nombre indica, la EM remitente es aquella en la que la EM se funde o se derrite pero sólo al principio, reaparece después de un periodo de tiempo. Después de las recaídas, la enfermedad empieza a coger ritmo y, por tanto, a lesionar la médula espinal y el cerebro. Si el sistema nervioso comienza a empeorar justo después del inicio de estos síntomas, se trata de una EM Progresiva-Recaída. Del mismo modo, existen las etapas Primaria-Progresiva y Secundaria-Progresiva de la Esclerosis Múltiple.

Al principio de la enfermedad, los médicos, mediante el análisis de los síntomas, deciden o adjudican la forma que adoptará. Justo después de la comprensión de los indicadores de la EM, para poder afrontar el verdadero estado de la esclerosis múltiple, los médicos piden a la persona que se someta a pruebas únicas. Por lo general, se aconseja realizar una resonancia magnética y un análisis de sangre para estimar el verdadero estado de la enfermedad.

Cocnlusion

Además de las pruebas, también se recetan medicamentos. Hay una serie de buenos fármacos disponibles en el mercado, como Avonex, Rebif, etc. Sin embargo, si la esclerosis múltiple no parece curarse con ninguna de estas medidas, el último recurso es la quimioterapia. Es una terapia extremadamente dura pero que conlleva resultados positivos. La mejor defensa posible contra todas las enfermedades es la ingesta de una dieta rica y equilibrada que refuerce el sistema inmunitario. Si una persona tiene un historial de enfermedades como la hipertensión, los problemas renales y la retención de líquidos, etc., el médico debe ser muy prudente antes de recomendar cualquier medicamento. Porque puede haber una serie de efectos hostiles graves de los antibióticos. Los que temen la esclerosis múltiple por la aparición de algunos síntomas similares deben proceder a un chequeo inmediato. De lo contrario también, las personas nacidas de algunos de los padres de la EM debe prestar atención adicional a su publicidad de la salud consultar al médico una y otra vez.