Los filósofos griegos comenzaron a teorizar sobre la naturaleza como compuesta de elementos como el agua, la tierra, el éter, etc. Esta naturaleza o medio ambiente siempre ha sido una juerga para las almas inquisitivas. Precisamente por eso, el hombre no ha dejado de investigarla. Al hablar de temas relacionados con la naturaleza y el medio ambiente, la principal pregunta que se me ocurre es ¿qué es el medio ambiente?

Entendámoslo

¿Alguna vez has reflexionado sobre el hecho de que no es sólo el follaje y la fauna, sino también el aire que respiras, el agua que bebes, las cosas que percibes y tocas, así como los alimentos que comes, lo que representa tu entorno? El entorno te rodea en cualquier lugar y en todas partes. Este entorno tiene amigos y enemigos. En el caso de los adversarios, los yoes lógicos inyectan la mayoría de ellos.

Por ejemplo, las fábricas producen y presentan muchos compuestos tóxicos en el medio ambiente que son peligrosos para toda la humanidad. Este informe arrojará luz sobre algunos de los principales enemigos del medio ambiente que nos envuelven a todas horas.

Toma nota

  • Los contaminantes nocivos como el monóxido de carbono, el plomo y el dióxido de azufre contaminan constantemente la atmósfera que nos rodea. El monóxido de carbono es un compuesto venenoso cuyo exceso de inhalación es inesperadamente perjudicial. Los estudios han revelado que el CO entra en nuestra sangre y provoca dolencias respiratorias e incluso paros cardíacos.
  • El plomo es otro elemento mortal que ataca al sistema nervioso y es responsable en gran medida de inducir males como la anemia y la hipertensión. El plomo puede ser una amenaza para la vida. Por eso es mucho mejor controlar el lanzamiento de plomo en el entorno. Otros contaminantes que entran en el aire y en el agua que consumimos y que destruyen la santidad del entorno (como el agotamiento de la capa de ozono) son también extremadamente terribles. Para evitar la enfermedad debida a estos gérmenes o contaminantes es mucho mejor desarrollar un sistema inmunitario fuerte. Aunque gran parte de la resistencia se hereda genéticamente, puede mejorarse significativamente con una dieta equilibrada y nutritiva y haciendo ejercicio con regularidad.
  • Cuando hablamos de contaminación, la contaminación acústica también es bastante molesta y perturbadora. El aumento del nivel de contaminación acústica como consecuencia de la intensificación del tráfico, las fábricas y las industrias contribuye a riesgos como el insomnio y la falta de concentración.
  • El sol que ilumina el mundo entero puede ser incluso perjudicial en ocasiones. El exceso de calor del sol y los rayos ultravioleta que se cuelan en la atmósfera terrestre debido a la fatiga de la capa de ozono protectora, provocan muchos trastornos dermatológicos entre las personas. Para evitar estos peligros en la medida de lo posible, use loción de protección solar, gafas de sol y ropa recubierta cuando salga a la luz del sol.
  • Además de los contaminantes como el humo y otros gases tóxicos, los pesticidas que se rocían en los campos y en las plantas tienen un resultado perjudicial. A través de las verduras y frutas que comemos, estos pesticidas compuestos por sustancias tóxicas como el DDT, el metanol, el monóxido de carbono, etc., entran en nuestro cuerpo y lo dañan. Por eso se recomienda lavar bien las frutas y verduras antes de comerlas o cocinarlas.
  • Las radiaciones que se liberan en el aire como consecuencia de las reacciones nucleares, las pruebas nucleares, los teléfonos móviles, los ordenadores y similares son también una fuente de riesgo. 7. El aumento del dióxido de carbono en el aire ha provocado un calentamiento global que ha resultado ser una enorme amenaza para la vida en la Tierra. La plantación de más árboles y plantas que aumenten el aire con oxígeno podría detener el calentamiento global.